Martinelli y sus implicaciones con ODEBRECHT

Mensaje de error

  • Notice: Undefined index: taxonomy_term en similarterms_taxonomy_node_get_terms() (línea 518 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 0 en similarterms_list() (línea 221 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 1 en similarterms_list() (línea 222 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
ladron

La vinculación del expresidente Ricardo Martinelli con el expediente del caso en Panamá tuvo su origen en la investigación que

realizaba Suiza contra los hijos del gobernante –también por presunto lavado de activos– en la banca de ese país, donde están se-

cuestrados millones de dólares que no pueden ser repatriados hasta que se produzca la condena de los responsables.

Para defenderse en Suiza, los hijos de Martinelli trataron de simular la venta de locales comerciales en un desarrollo inmobiliario

de su padre, Ricardo Martinelli. Se trataba de un pago de 3.3 millones de euros, que hizo la sociedad Baxley Asset Inc. a Fordel

International Ltd.

Baxley es parte del conglomerado de subsidiarias de Odebrecht, utilizadas para pagar sobornos a través de su Sector de Operaciones

Estructuradas, en tanto que Fordel es una sociedad con una cuenta bancaria en el Banque Lombard Odier Darier Hentsch –Suiza–

cuyos beneficiarios son los hermanos Martinelli Linares.

Éstos, para justificar los 3.3 millones de euros, pretendieron ante los fiscales suizos ser accionistas de la sociedad Promotora y Desa-

rrollo Los Andes, S.A. y así hacer ver que recibían el pago por la compra de inmuebles en el mencionado proyecto. Para probar que

eran los dueños de la mencionada promotora, presentaron ante la autoridad suiza dos certificados que los acreditaba como sus

accionistas.

Estos certificados los firmó la abogada de las empresas de la familia Martinelli Linares, Evelyn Vargas, quien declaró al Ministerio

Público que sí, que esa era su rúbrica, pero que los firmó por instrucciones de Ricardo Martinelli Linares, y, de pasó, mencionó que

no le constaba la venta de ningún local comercial a la sociedad Baxley .

Vargas añadió que Martinelli Linares le dijo que el 25% de las acciones de Promotora y Desarrollo Los Andes eran de Riccardo Fran-

colini y el restante 75% era de ellos. Pero, para julio de 2016, el 75% de las acciones estaban en una sociedad llamada Villantes Cor-

poration, cuyo beneficiario final era el expresidente Martinelli, declaró Vargas.

La historia contada por los hermanos Martinelli a los fiscales suizos fue igualmente desmentida por el socio de su padre, Riccardo

Francolini, dignatario de Promotora y Desarrollo Los Andes, quien aclaró lo siguiente:

1.- Que Promotora y Desarrollo Los Andes nunca tuvo relación con Baxley Asset (Odebrecht) ni con la sociedad de los hermanos

Martinelli (Fordel).

2.- Que no es cierto que, como señala la documentación presentada por los hermanos Martinelli Linares a los fiscales suizos, que

ellos hayan sido accionistas de Promotora y Desarrollo Los Andes.

3.- Que el que ha sido accionista de esa empresa, con el 75% de las acciones, es su socio y el padre de estos, el expresidente

Martinelli.

4. Y que en el libro de acciones que Francolini aportó se observa que “para la fecha de la certificación que trataba de darl

e apariencia de lícito al dinero depositado en la Confederación Suiza, Ricardo Martinelli Berrocal era el principal accionista

de dicha sociedad”.

La misma versión dio la gerente general de la Promotora, Bonny Sánchez: que ella rendía cuentas a Francolini y al expresi-

dente Martinelli, y que durante su período como gerente no gestionó ventas de locales comerciales a sociedades extranjeras.

El delator

Otro que dio luces sobre la presunta participación de Martinelli en el esquema de sobornos en el país fue el superintendente

de Odebrecht en Panamá, André Rabello. En su acuerdo de delación con Panamá, dijo que la representante legal de Baxley

Asset –así como Haddar Asset Inc.– es Liz de Sousa, “vinculada a la Caja 2 de Odebrecht”. A esas empresas se “transfirieron

dineros ilícitos con los que se alimentaban los sobornos”.

También la División de Delitos Contra la Administración Pública de la Dirección de Investigación Judicial hizo un análisis

de los documentos e información suministrada por los colaboradores del acuerdo de delación de Odebrecht y llegó a la

siguientes conclusiones:

1.- Según Rabello, los hermanos Martinelli Linares cumplieron un rol de intermediarios en la resolución de problemas de pagos

y agilización de obras de Odebrecht, “usando la credencial de ser hijos del primer mandatario de la República”.

2.- Acordaron un pago de $6 millones para cubrir deudas de la campaña del partido del que su padre formaba parte y para garan-

tizar pagos atrasados desde 2008. “Todo lo acordado surtió efecto cumpliendo con lo pactado en un tiempo más corto de lo normal”,

3.- Y que, “el Presidente de la República cobró́ de los respectivos ministros de Salud (Franklin Vergara) y ministro de Obras Pública

s (Federico José Suárez) por la agilización en los procesos relacionados a los contratos de Saneamiento de la Bahía y de la adenda de

la Fase ll de la Autopista Madden-Colón, esto no fue solo por la importancia en las obras, sino por la actuación de los hermanos Rica-

rdo y Luis Enrique Martinelli Linares”, señala la providencia de indagatoria a Martinelli.

La campaña de 2014

Otra de las razones por las que Martinelli es llamado a rendir indagatoria son las donaciones de Odebrecht a la campaña electoral de

José Domingo Arias, en 2014. Una de las delatoras brasileñas –Mónica Moura– que participó, junto con su esposo Joao Santana, en

el marketing político del candidato presidencial de Cambio Democrático, dio detalles.

“Fuimos unas dos o tres veces a Panamá́ a inicios del 2013. Las elecciones eran en el 2014 y terminamos negociando esa campaña

directamente con el presidente Martinelli. En todas las reuniones que nosotros íbamos, quien era nuestro anfitrión, que nos llevaba

y regresada [sic]; quien tenía tránsito libre en el Palacio [de gobierno], como si fuera un Ministro, era André́ Rabello... Terminé́

na vez más me dijeron que Odebrecht pagaría una parte de esa campaña...”, afirmó Moura.

La delatora narró que en una ocasión se quedó sin dinero para cubrir gastos en Panamá. “Yo recibí́ 500 mil dólares de las manos

del presidente Martinelli”, dijo.

Contó que no sabía qué́ hacer para pagar las cuentas, “pues es difícil llevar dinero de Brasil a Panamá... ¿Qué́ hago?”, le preguntó

. “Él se levantó́ y me dijo: ‘Espera un momento que ya te resuelvo eso’. Llamó́ a alguien por teléfono y habló́ súper rápido. Y de

repente, entró́ un hombre con un maletín y lo abrió frente a mí. ‘¿Cuánto necesitas?’ Y le dije: ‘Unos 500 mil dólares resolvería mi

problema”. El maletín tenía exactamente 500 mil dólares”.

Moura afirmó que Mimito Arias “no llegó́ a participar de esas negociaciones financieras. Él era solo un candidato, siendo Martinelli

quien tomaba todas las decisiones y las reuniones se daban en la Presidencia”.

Caribbean Holding

Por último, la Fiscalía Especial Anticorrupción indica que “otra modalidad de blanqueo de capitales es la conducta de recibir dinero,

títulos, valores, bienes u otros recursos financieros provenientes del blanqueo de capitales, es decir, recibir el recurso previendo su

procedencia ilícita”.

Así, pues, según la Fiscalía, Aaron Mizrachi Malca –representante legal y beneficiario final de la sociedad Caribbean Holding

Servicies, Ltd.– “está́ debidamente vinculado al delito de blanqueo de capitales”, tras haber recibido “grandes sumas de dinero,

transferidas por la Caja 2 de Odebrecht”, refiriéndose a offshores controladas por el Sector de Operaciones Estructuradas.

En la acusación a Martinelli, la Fiscalía presentó un cuadro de las transacciones que recibió Caribbean Holding de las empresas

de Odebrecht que, de acuerdo con el Ministerio Público, el dinero conduce a dos personas: los expresidentes Ricardo Martinelli

Juan Carlos Varela.

La primera transferencia a Caribbean Holding es por $200 mil, hecha el 13 de enero de 2009, cantidad que fue girada a Martinell

el mismo día. La segunda es del 5 de febrero de 2009, por otros $200 mil, con el mismo modus operandi.

El 9 de febrero de 2009 llegaron a la cuenta de la empresa otros $200 mil de las filiales de Odebrecht, que se transfirieron a Marti-

nelli al día siguiente, según la Fiscalía. El 23 y 24 de junio de 2009 llegaron dos transferencias que sumaron $900 mil: $750 mil

fueron girados a Martinelli y a su empresa Importadora Ricamar ($375 mil cada uno) y $150 mil a Juan Carlos Varela.

Como es sabido, Martinelli no acudió a la fiscalía para aclarar sobre este y el resto de los temas. La defensa de Varela, a su turno,

indicó que un cheque de gerencia de $150 mil fue entregado por Martinelli a Varela para cubrir gastos de campaña. Explicaron que

el político desconocía la procedencia del dinero, que luego fue depositado en sus cuentas.

Esta nota fue modificada a las 8:25 a.m. del miércoles 8 de julio de 2020. En su texto original, se informó que Ricardo Martinelli

acudió a la fiscalía, pero no declaró, porque se acogió al artículo 25 de la Constitución. Lo correcto es que Martinelli no se pre-

sentó en la fiscalía y su abogado entregó un certificado de incapacidad médica...

La vinculación del expresidente Ricardo Martinelli con el expediente del caso en Panamá tuvo su origen en la investigación que realizaba Suiza contra los hijos del gobernante –también por presunto lavado de activos– en la banca de ese país, donde están secuestrados millones de dólares que no pueden ser repatriados hasta que se produzca la condena de los responsables.

Para defenderse en Suiza, los hijos de Martinelli trataron de simular la venta de locales comerciales en un desarrollo inmobiliario de su padre, Ricardo Martinelli. Se trataba de un pago de 3.3 millones de euros, que hizo la sociedad Baxley Asset Inc. a Fordel International Ltd.

Baxley es parte del conglomerado de subsidiarias de Odebrecht, utilizadas para pagar sobornos a través de su Sector de Operaciones Estructuradas, en tanto que Fordel es una sociedad con una cuenta bancaria en el Banque Lombard Odier Darier Hentsch –Suiza– cuyos beneficiarios son los hermanos Martinelli Linares.

Éstos, para justificar los 3.3 millones de euros, pretendieron ante los fiscales suizos ser accionistas de la sociedad Promotora y Desarrollo Los Andes, S.A. y así hacer ver que recibían el pago por la compra de inmuebles en el mencionado proyecto. Para probar que eran los dueños de la mencionada promotora, presentaron ante la autoridad suiza dos certificados que los acreditaba como sus accionistas.

Estos certificados los firmó la abogada de las empresas de la familia Martinelli Linares, Evelyn Vargas, quien declaró al Ministerio Público que sí, que esa era su rúbrica, pero que los firmó por instrucciones de Ricardo Martinelli Linares, y, de pasó, mencionó que no le constaba la venta de ningún local comercial a la sociedad Baxley .

Vargas añadió que Martinelli Linares le dijo que el 25% de las acciones de Promotora y Desarrollo Los Andes eran de Riccardo Francolini y el restante 75% era de ellos. Pero, para julio de 2016, el 75% de las acciones estaban en una sociedad llamada Villantes Corporation, cuyo beneficiario final era el expresidente Martinelli, declaró Vargas.

La historia contada por los hermanos Martinelli a los fiscales suizos fue igualmente desmentida por el socio de su padre, Riccardo Francolini, dignatario de Promotora y Desarrollo Los Andes, quien aclaró lo siguiente:

1.- Que Promotora y Desarrollo Los Andes nunca tuvo relación con Baxley Asset (Odebrecht) ni con la sociedad de los hermanos Martinelli (Fordel).

2.- Que no es cierto que, como señala la documentación presentada por los hermanos Martinelli Linares a los fiscales suizos, que ellos hayan sido accionistas de Promotora y Desarrollo Los Andes.

3.- Que el que ha sido accionista de esa empresa, con el 75% de las acciones, es su socio y el padre de estos, el expresidente Martinelli.

4. Y que en el libro de acciones que Francolini aportó se observa que “para la fecha de la certificación que trataba de darle apariencia de lícito al dinero depositado en la Confederación Suiza, Ricardo Martinelli Berrocal era el principal accionista de dicha sociedad”.

La misma versión dio la gerente general de la Promotora, Bonny Sánchez: que ella rendía cuentas a Francolini y al expresidente Martinelli, y que durante su período como gerente no gestionó ventas de locales comerciales a sociedades extranjeras.

El delator

Otro que dio luces sobre la presunta participación de Martinelli en el esquema de sobornos en el país fue el superintendente de Odebrecht en Panamá, André Rabello. En su acuerdo de delación con Panamá, dijo que la representante legal de Baxley Asset –así como Haddar Asset Inc.– es Liz de Sousa, “vinculada a la Caja 2 de Odebrecht”. A esas empresas se “transfirieron dineros ilícitos con los que se alimentaban los sobornos”.

También la División de Delitos Contra la Administración Pública de la Dirección de Investigación Judicial hizo un análisis de los documentos e información suministrada por los colaboradores del acuerdo de delación de Odebrecht y llegó a la siguientes conclusiones:

1.- Según Rabello, los hermanos Martinelli Linares cumplieron un rol de intermediarios en la resolución de problemas de pagos y agilización de obras de Odebrecht, “usando la credencial de ser hijos del primer mandatario de la República”.

2.- Acordaron un pago de $6 millones para cubrir deudas de la campaña del partido del que su padre formaba parte y para garantizar pagos atrasados desde 2008. “Todo lo acordado surtió efecto cumpliendo con lo pactado en un tiempo más corto de lo normal”,

3.- Y que, “el Presidente de la República cobró́ de los respectivos ministros de Salud (Franklin Vergara) y ministro de Obras Públicas (Federico José Suárez) por la agilización en los procesos relacionados a los contratos de Saneamiento de la Bahía y de la adenda de la Fase ll de la Autopista Madden-Colón, esto no fue solo por la importancia en las obras, sino por la actuación de los hermanos Ricardo y Luis Enrique Martinelli Linares”, señala la providencia de indagatoria a Martinelli.

La campaña de 2014

Otra de las razones por las que Martinelli es llamado a rendir indagatoria son las donaciones de Odebrecht a la campaña electoral de José Domingo Arias, en 2014. Una de las delatoras brasileñas –Mónica Moura– que participó, junto con su esposo Joao Santana, en el marketing político del candidato presidencial de Cambio Democrático, dio detalles.

“Fuimos unas dos o tres veces a Panamá́ a inicios del 2013. Las elecciones eran en el 2014 y terminamos negociando esa campaña directamente con el presidente Martinelli. En todas las reuniones que nosotros íbamos, quien era nuestro anfitrión, que nos llevaba y regresada [sic]; quien tenía tránsito libre en el Palacio [de gobierno], como si fuera un Ministro, era André́ Rabello... Terminé́ cerrando el trato con el presidente Martinelli en unas reuniones que yo estaba sola con él... André́ participo [en la reunión], donde acordamos un monto de 21 millones de dólares y una vez más me dijeron que Odebrecht pagaría una parte de esa campaña...”, afirmó Moura.

La delatora narró que en una ocasión se quedó sin dinero para cubrir gastos en Panamá. “Yo recibí́ 500 mil dólares de las manos del presidente Martinelli”, dijo.

Contó que no sabía qué́ hacer para pagar las cuentas, “pues es difícil llevar dinero de Brasil a Panamá... ¿Qué́ hago?”, le preguntó. “Él se levantó́ y me dijo: ‘Espera un momento que ya te resuelvo eso’. Llamó́ a alguien por teléfono y habló́ súper rápido. Y de repente, entró́ un hombre con un maletín y lo abrió frente a mí. ‘¿Cuánto necesitas?’ Y le dije: ‘Unos 500 mil dólares resolvería mi problema”. El maletín tenía exactamente 500 mil dólares”.

Moura afirmó que Mimito Arias “no llegó́ a participar de esas negociaciones financieras. Él era solo un candidato, siendo Martinelli quien tomaba todas las decisiones y las reuniones se daban en la Presidencia”.

Caribbean Holding

Por último, la Fiscalía Especial Anticorrupción indica que “otra modalidad de blanqueo de capitales es la conducta de recibir dinero, títulos, valores, bienes u otros recursos financieros provenientes del blanqueo de capitales, es decir, recibir el recurso previendo su procedencia ilícita”.

Así, pues, según la Fiscalía, Aaron Mizrachi Malca –representante legal y beneficiario final de la sociedad Caribbean Holding Servicies, Ltd.– “está́ debidamente vinculado al delito de blanqueo de capitales”, tras haber recibido “grandes sumas de dinero, transferidas por la Caja 2 de Odebrecht”, refiriéndose a offshores controladas por el Sector de Operaciones Estructuradas.

En la acusación a Martinelli, la Fiscalía presentó un cuadro de las transacciones que recibió Caribbean Holding de las empresas de Odebrecht que, de acuerdo con el Ministerio Público, el dinero conduce a dos personas: los expresidentes Ricardo Martinelli y Juan Carlos Varela.

La primera transferencia a Caribbean Holding es por $200 mil, hecha el 13 de enero de 2009, cantidad que fue girada a Martinelli el mismo día. La segunda es del 5 de febrero de 2009, por otros $200 mil, con el mismo modus operandi.

El 9 de febrero de 2009 llegaron a la cuenta de la empresa otros $200 mil de las filiales de Odebrecht, que se transfirieron a Martinelli al día siguiente, según la Fiscalía. El 23 y 24 de junio de 2009 llegaron dos transferencias que sumaron $900 mil: $750 mil fueron girados a Martinelli y a su empresa Importadora Ricamar ($375 mil cada uno) y $150 mil a Juan Carlos Varela.

Como es sabido, Martinelli no acudió a la fiscalía para aclarar sobre este y el resto de los temas. La defensa de Varela, a su turno, indicó que un cheque de gerencia de $150 mil fue entregado por Martinelli a Varela para cubrir gastos de campaña. Explicaron que el político desconocía la procedencia del dinero, que luego fue depositado en sus cuentas.

Esta nota fue modificada a las 8:25 a.m. del miércoles 8 de julio de 2020. En su texto original, se informó que Ricardo Martinelli acudió a la fiscalía, pero no declaró, porque se acogió al artículo 25 de la Constitución. Lo correcto es que Martinelli no se presentó en la fiscalía y su abogado entregó un certificado de incapacidad médica...

Rate this article: 
Sin votos (todavía)